Artículos

Cómo actuar ante irritaciones de la piel por lejía y utilizar de forma segura

La lejía es un potente desinfectante presente en muchos hogares. Sin embargo, su uso incorrecto puede causar irritaciones en la piel, ojos y vías respiratorias. Aquí te explicamos cómo manejar estas situaciones y cómo usar la lejía de manera segura para prevenir accidentes.

¿Qué es la Lejía?

La lejía, o hipoclorito de sodio, es un desinfectante y blanqueador eficaz contra virus, bacterias, mohos y hongos. Aunque es común en la limpieza doméstica, puede causar irritaciones en la piel, ojos y vías respiratorias si no se maneja adecuadamente.

Propiedades de la Lejía

  • Desinfectante: Mata una amplia gama de microorganismos.
  • Blanqueador: Utilizado para aclarar y eliminar manchas.
  • Potente: Debe manejarse con cuidado para evitar daños.

Cómo Actuar Ante la Exposición a la Lejía

Irritaciones en la Piel

  1. Lavar Inmediatamente: Enjuaga la zona afectada con abundante agua y jabón suave.
  2. Evitar el Rascado: No rasques la zona irritada para evitar empeorar la lesión.
  3. Hidratación: Aplica una crema hidratante suave para aliviar la irritación.
  4. Consultar a un Médico: Si la irritación persiste o empeora, busca atención médica.

Irritaciones en los Ojos

  1. Enjuagar Inmediatamente: Lava los ojos con agua corriente durante al menos 15 minutos.
  2. No Frotar los Ojos: Evita frotar los ojos para prevenir daños adicionales.
  3. Buscar Atención Médica: Consulta a un médico inmediatamente después de enjuagar.

Inhalación de Vapores

  1. Salir al Aire Libre: Busca aire fresco inmediatamente.
  2. Respirar Profundamente: Inhala aire fresco para despejar los pulmones.
  3. Consultar a un Médico: Si experimentas dificultad para respirar, consulta a un médico.

Ingestión Accidental

  1. No Inducir el Vómito: No intentes vomitar, ya que puede causar más daño.
  2. Beber Líquidos: Bebe agua o leche para diluir la lejía ingerida.
  3. Buscar Atención Médica: Contacta a emergencias inmediatamente.

Consejos para Utilizar la Lejía de Forma Segura

Medidas de Precaución

  1. Leer las Instrucciones: Sigue siempre las instrucciones del fabricante.
  2. Usar Guantes de Goma: Protege tus manos del contacto directo.
  3. Proteger los Ojos: Utiliza gafas de protección para evitar salpicaduras.
  4. Ventilación Adecuada: Asegura una buena ventilación al usar lejía para evitar la inhalación de vapores.
  5. No Mezclar Químicos: Nunca mezcles lejía con amoníaco ni otros productos de limpieza, ya que puede generar gases tóxicos.
  6. Almacenamiento Seguro: Mantén la lejía fuera del alcance de niños y mascotas, en un lugar fresco y seco.

Usos Seguros de la Lejía

  • Limpieza de Superficies: Utiliza soluciones diluidas para desinfectar suelos, baños y cocinas.
  • Desinfección de Ropa: Agrega lejía diluida en la lavadora para blanquear y desinfectar ropa blanca.
  • Higiene de Objetos: Desinfecta juguetes y utensilios de cocina con soluciones adecuadas de lejía.

Conclusión

La lejía es una herramienta poderosa para la limpieza y desinfección, pero debe usarse con precaución. Conocer los primeros auxilios para irritaciones y seguir las prácticas seguras de uso puede prevenir accidentes y mantener tu hogar seguro y limpio.