Cómo limpiar bien la lavadora

Es normal que hasta hace poco tiempo, no nos hayamos ni planteado realizar una limpieza de la lavadora. Es decir, se limpia cada vez que lavamos la ropa, o eso pensábamos, ¿No?

Incorrecto. En la lavadora entra constantemente suciedad y trozos de cosas. De comida, fibras u otros materiales orágnicos que pueden quedar atrapados entre las grietas o rincones del interior del electrodoméstico. Además, la humedad que genera entre el agua y la temperatura, hace muy posible que se genere moho en áreas muy difíciles de alcanzar. Además, el detergente se puede incrustar y acumular seco y duro, lo que puede opacar la ropa y obstruir los mecanismos. En resumen, toda esta suciedad puede reducir mucho el rendimiento de tu lavadora.

Para conocer maneras de limpiar bien la lavadora ¡Sigue leyendo!

Material necesario

  1. Vinagre
  2. Bicarbonato de sodio
  3. Peróxido de hidrógeno (si hay moho)
  4. Trapo
  5. Cepillo

Cómo limpiar la puerta y la parte frontal

Paso 1

Comienza limpiando los rincones y grietas del exterior de la lavadora. Puedes utilizar un paño o trapo mojado con un poco de vinagre. Asegúrate de no utilizar ningún producto que pueda dañar el vidrio o el esmalte, ya que se puede rayar.

Con un cepillo de dientes, puedes limpiar la goma que compacta la puerta de la lavadora. De esta manera puedes alcanzar lugares y rincones difíciles a la hora de limpiar. Si hay moho u hongos, utiliza un trapo o un cepillo humedecido en peróxido de carbono. Para cualquier suciedad incrustada, también puedes utilizar bicarbonato de sodio.

Paso 2

Cuando las partes del exterior del electrodoméstico estén limpias, es hora de limpiar el interior. Dependiendo del tamaño del modelo de la lavadora, se llena el dosificador de detergente líquido con 1 o 2 tazas de vinagre. El ácido en el vinagre ayuda a la descomposición del agua dura y los residuos de detergente. Además, desinfecta la máquina.

Paso 3

Pon la máquina en el modo de desinfección o con la temperatura más elevada, con configuración de lavado completo y enciéndela, sin ropa dentro.

Cuando finalice, revisa el interior de la lavadora y limpia cualquier partícula que pueda haberse soltado durante el ciclo.

Paso 4

Mediante un paso adicional, también se puede combatir el olor de la lavadora. Para ello, se agrega 1/3 de taza de bicarbonato de sodio al tambor y se enciende en caliente de nuevo. Para ahorrar agua, se puede alternar entre bicarbnasto de socio un mes y vinagre al siguiente. Asegúrate de no mezclar el bicarbonato de sodio y el vinagre en el mismo ciclo, ya que se neutralizan entre sí. No dañan al electrodoméstico, pero sí pierden sus efectos beneficiosos.

Más consejos para dejar la lavadora limpia

  • Dejar la puerta de la lavadora abierta cuando no se esté usando, para que el interior se quede seco por completo.
  • Nunca dejar ropa húmeda en la lavadora, en cuanto termine de lavar poner a secar.
  • Mantener las superficies superiores libres de pelusa y detergente.
  • Retirar la pelusa de la rejilla después de cada uso.