Cómo limpiar el frigorífico por dentro y por fuera de forma correcta

limpia-frigo

El frigorífico es utilizado a cada momento, uno de los elementos más importantes de la cocina. Esto no quiere decir que sea el que se limpia con más frecuencia como otras superficies de casa. Sin un mantenimiento regular, las manchas y los residuos de comida se acumulan en superficies exteriores y estantes y cajones internos, mientras que los alimentos perecederos olvidados en el fondo pueden echar un olor extraño cada vez que abres la puerta. Para tener el frigorífico en buenas condiciones y evitar estos olores, en Mar de Higiene te vamos a decir cómo limpiar el frigorífico de manera correcta y eficaz, por dentro y por fuera.

Habilita una zona para dejar la comida del frigorífico

Para poder realizar una correcta limpieza del interior del frigorífico, hay que sacar todo lo que haya dentro de él. Si no tienes mucho espacio en una encimera, habilita una mesa plegable o utiliza algunas sillas. Si la limpieza va a ser profunda y durará un rato, considera poner un cubo de hielos para poner los alimentos.

Prepara los productos necesarios para limpiar

El vinagre es un buen producto para la limpieza del frigorífico. El ácido descompone la grasa y la suciedad, y cuando se mezcla con agua caliente en una botella rociadora se convierte en un limpiador apto para alimentos que es perfecto para cualquier suciedad que pueda acumularse en los estantes del frigorífico.

Además de un aerosol de limpieza que no sea tóxico, puedes utilizar algún tipo de esponja o paño para limpiar, y conviene tener también alguna toalla de microfibra.

Limpiar estante por estante

Algunas personas tienen espacio suficiente en el mostrador para vaciar por completo su frigorífico antes de limpiarlo, o puede que tengas un frigorífico más grande con muchos productos. En ese caso, es mejor que trabajes limpiando estante por estante, para que los productos que necesiten refrigeración no se pongan en mal estado.

Una vez retires todo de un estante, comenzando por la parte de arriba, comprueba el nivel de suciedad. Si hay algún derrame, retira con cuidado el vidrio del marco o los soportes, según tu frigorífico, y limpia ambos lados, así como los bordes, con la ayuda del vinagre. Después, sécalo con un paño de microfibra. También puedes lavar el marco que sostiene el vidrio antes de volver a poner todo el estante. Para ello, puedes utilizar jabón (el de las vajillas, por ejemplo) y agua caliente.

Si no hay ningún derrame que requiera retirar el estante, simplemente pasa una esponja con agua caliente. Da una limpieza inicial al estante y las paredes del frigo para retirar la suciedad. Luego utiliza un producto limpiador como aerosol y frótalo de nuevo. Después, utiliza el paño de microfibra para secar.

En los momentos en los que no te encuentres limpiando el frigorífico, cierra la puerta para mantener los alimentos lo más frescos posible.

Puertas y cajones

Los cajones del frigorífico suelen acumular suciedad y escombros, sobre todo si se meten productos agrícolas. Para una limpieza profunda, retirar cajones y lavar en el fregadero de la cocina con agua y jabón. Si no entran en el fregadero, rocíalos, límpialos y sécalos antes de volver a colocarlos. Mientras se quitan los cajones, limpia las paredes y el “suelo” del frigo con el vinagre. Utiliza el mismo método para los estantes dentro de las puertas.

Limpiar los productos antes de volver a meterlos en el frigo

¿Cuál es el punto de limpiar tanto el frigorífico de forma profunda para volver a colocar los productos que ensucian o derraman? Antes de guardar algo, asegúrate de que no mancha y está limpio. Incluso si parece estar limpio, es buena idea limpiar rápidamente el estante con un paño de microfibra húmedo, especialmente si el estante estaba pegajoso. Si alguna botella o frasco tenía algún líquido viscoso límpialo, enjuágalos con agua tibia y sécalos. También la tapa de estos frascos o botellas. Y si algo está caducado, ¡Aprovecha esta ocasión para deshacerte de eso!

Limpia también el exterior

Una vez que esté todo de nuevo en el frigorífico, utiliza un paño de microfibra limpio y el vinagre en aerosol para limpiar la parte de fuera de las puertas del frigo, incluyendo los bordes y los sellos.

Mantenlo fresco

Ahora puedes disfrutar de la satisfacción de una nevera limpia. De todas maneras, cada cierto periodo de tiempo es bueno realizar una limpieza como esta.