¿Cómo limpiar mi casa después de las vacaciones de verano?

limpiar mi casa después de las vacaciones

Confía en nosotros, seguir estos pasos garantizará un hogar agradable y limpio con el mínimo esfuerzo. Aquí está todo lo que necesitas hacer:

1| Establece un horario para las tareas

Este es uno de los mejores pasos para asegurarse de que la limpieza de su hogar sea fácil y sin problemas. También se asegurará de que no te pierdas nada. Si vas a volver de otro país, puedes tener una libreta para anotar todo lo que debes hacer en el avión. Escriba cosas como lavar la ropa, pasar la aspiradora, fregar o pasar la mopa, limpiar el polvo, ir de compras. Organícelos según lo que debe hacerse primero.  Tener una lista de verificación asegurará que hagas todo dentro del cronograma que estableciste.

2| Incluir a toda la familia

Asigna tareas y quehaceres a cada miembro de tu familia. Tu pareja puede ayudarte con las tareas pesadas como pasar la aspiradora u ordenar. Además, si tenéis niños, necesitará su ayuda para hacerles un seguimiento y asegurarse de que hagan sus tareas. Los niños también pueden ayudar en muchas tareas sencillas. Como recoger la ropa, desempacar y sacar la basura. Trabajar con su familia como equipo creará lazos más fuertes y les enseñará independencia y responsabilidad.

Puede reforzar el buen comportamiento de sus hijos haciendo que la limpieza de su casa sea una carrera. Haz un tablero y obtén algunas pegatinas de estrellas. Quien consiga sus estrellas primero obtiene una recompensa, ya sea un tiempo frente a la pantalla, una salida con sus amigos o un nuevo juego. Otro aspecto positivo de incluir a toda la familia es que tendrás menos carga de trabajo.

3| Deshazte del desorden desempacado

Recomendamos asignar tales tareas a sus hijos. Hará las cosas mucho más fáciles, especialmente si cada miembro de su familia tiene su propia maleta. Fíjese el objetivo de que una vez que usted y su familia comiencen a desempacar, se deshagan de todo el desorden. Pídeles directamente que no dejen cosas tiradas. La ropa se va en cestas de ropa, los juguetes y los juegos se devuelven a sus lugares designados y se les pide que ordenen sus habitaciones por completo. Deberías hacer lo mismo con tus cosas para dar ejemplo y evitar cualquier lío por ahí.

4| Lavar Todo

A los niños les puede resultar difícil saber qué es ropa sucia y qué no. Por eso recomendamos lavar toda la ropa empacada. Recoge la ropa y tira un par de cargas al día o tanto como necesites. Primero haz la ropa necesaria, sécala y haz que tu familia la doble contigo para terminar esta tarea más rápido.

5| No te abrumes

Cuando escribe su horario y su lista de verificación, las cosas pueden parecer demasiado difíciles de manejar. Tranquilízate, respira y no te agobies. Manejar todo solo lo dejará exhausto y demasiado cansado para terminar todo a tiempo. Además, planifique la limpieza de su hogar después de las vacaciones de verano de manera realista. No esperes demasiado de ti mismo y no planees terminar todo en un día. Puedes hacerlo todo una vez que planificas bien, estableces cronogramas y asignas tareas diariamente.

6| Comience con sábanas y aspiradora

Para facilitar las cosas, te recomendamos que empieces por lavar las sábanas. Probablemente estarán polvorientas después de mucho tiempo sin usarse. Echalas todas a tu lavadora. Mientras se lavan, empieza a pasar la aspiradora por tu casa. Es posible que necesite pasar la aspiradora por segunda vez después de desempacar y ordenar, pero hacerlo la primera vez facilitará la segunda.