Cómo limpiar y desinfectar juguetes, según expertos en limpieza

juguetes pelucho

Seamos realistas: los juguetes de tu hijo son sus posesiones más preciadas, a menudo a su lado las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Eso significa que juguetean con ellos, los tiran, duermen con ellos, los mastican y quién sabe qué más. En poco tiempo, ese hermoso y prístino oso de peluche se ve como un desastre retorcido. Además de la suciedad y la mugre visibles, los juguetes pueden albergar gérmenes, alérgenos o lo que es peor, moho.

Los juguetes requieren diferentes métodos de limpieza, no solo para limpiarlos sino también para que se vean y funcionen de la mejor manera. A continuación, nuestro Laboratorio de limpieza MDH recomienda cómo, y con qué frecuencia limpiar y matar los gérmenes en los juguetes para ayudar a mantener seguros a sus hijos.

¿Con qué frecuencia debo limpiar los juguetes?

La frecuencia con la que los juguetes necesitan limpieza depende de cuán amados sean (es decir, cuánto se juegue con ellos). Estas son pautas generales para cuando tu hijo esté saludable. Siempre es importante limpiar y desinfectar los juguetes con mayor frecuencia cuando tu hijo está enfermo o tiene gripe y volver a hacerlo una vez que se haya recuperado.

  1. Los juguetes de plástico duro y de baño son los más fáciles de mantener y deben limpiarse y desinfectarse semanalmente si se juega con ellos a diario.
    Juguetes de peluche a menudo se pueden lavar a máquina y secar en secadora, por lo que es fácil lavarlos una vez a la semana (especialmente si los niños duermen con ellos), cada dos semanas o según sea necesario. Refresca y limpia las manchas de los juguetes de peluche no lavables cuando lo necesiten.
  2. Los juguetes electrónicos solo son seguros para la limpieza de superficies y deben limpiarse con un paño desinfectante semanalmente y siempre que un niño esté enfermo.
  3. Juguetes para bebés que tienen más probabilidades de meterse en la boca de un niño y caer al suelo son los que necesitan atención más frecuente. Límpialos cada uno o dos días. Otros se pueden hacer semanalmente.

¿Puedo desinfectar los juguetes con vinagre?

En una palabra: no. El vinagre es un excelente cortador de grasa y removedor de cal y, si bien puede matar algunas cepas de gérmenes, no es lo suficientemente potente como para alcanzar los niveles de sanitación y desinfección requeridos para ser reconocido y registrado por la EEA. Es mejor simplemente lavar los juguetes en agua jabonosa caliente para limpiarlos.

Si estás buscando una alternativa a los desinfectantes químicos más natural a base de plantas, productos como las toallitas desinfectantes de séptima generación matan los gérmenes con timol, un componente del aceite de tomillo. Están registrados en la EEA pero tenga en cuenta que funcionan más lentamente que las toallitas desinfectantes tradicionales, y que la superficie debe permanecer visiblemente húmeda durante 10 minutos para que sea más eficaz.

Cómo limpiar juguetes de baño y juguetes de plástico

Los juguetes de plástico sólido, como anillos de goma, figuras de animales y bloques y ladrillos para construir, se pueden limpiar fácilmente en la rejilla superior de su lavavajillas:

  1. Acomoda los juguetes grandes de forma segura entre los dientes del estante y coloca las piezas pequeñas de juguetes en una bolsa de malla para evitar que se muevan con el fuerte rocío de agua.
  2. Selecciona el ciclo normal o de desinfección y seca con calor. Asegúrate de secar completamente al aire o con una toalla cualquier juguete que pueda salir del lavavajillas aún húmedo.

También puedes desinfectar o higienizar todos los juguetes de plástico para bebés y niños que no destiñen con:

  1. Toallitas Clorox o Lysol.
  2. Un paño humedecido con una solución de peróxido de hidrógeno al 3%.
  3. 1/2 taza de lejía y un baso grande de agua.

Asegúrate de mantener húmeda la superficie del juguete durante al menos 10 segundos para desinfectar con una toallita (o durante el tiempo recomendado en la etiqueta del producto) para desinfectar con la solución de lejía y agua y dejar que se seque al aire. Siempre prepara una solución de lejía nueva cada vez. Si bien todas estas son formas seguras de limpiar, higienizar y desinfectar los juguetes de bebés y niños, después de secarlos al aire, siempre debes enjuagarlos completamente con agua tibia y dejarlos secar al aire nuevamente. Esto eliminará cualquier resto de la solución de limpieza.

Ten en cuenta: los juguetes de baño con agujeros en la parte inferior son particularmente problemáticos. Cuando el agua queda atrapada en el interior, crece el moho. Incluso los juguetes de malla pueden no permitir que circule suficiente aire para secar completamente los juguetes en el interior. Es más seguro evitar el uso de juguetes huecos con agujeros, incluso patitos de goma, en la bañera, pero si lo hace, asegúrese de sacudir o exprimir vigorosamente la mayor cantidad de agua posible y déjalos secar completamente al aire después de cada uso. Si alguna vez ves moho dentro de un juguete o sale moho cuando lo sacudes o lo aprietas, desecha el juguete inmediatamente.

Cómo limpiar los juguetes de peluche en la lavadora

Los animales de peluche sencillos, que no destiñen, y los libros de tela suelen ser seguros para lavarlos en la lavadora. Los juguetes de peluche resistentes se pueden lavar y secar en los ciclos de desinfección, si tus máquinas los tienen, pero muchos juguetes de peluche vienen con etiquetas de cuidado, por lo que es una buena idea verificar cómo recomienda el fabricante limpiarlos, especialmente si el juguete es nuevo.

Así es como se limpian en la lavadora:

  1. Primero, coloca los juguetes de peluche en una funda de almohada para protegerlos y haz un nudo en la parte superior.
  2. Selecciona el ciclo suave, agua tibia y centrifugado lento.
  3. Seca el juguete (en la funda de la almohada) en la secadora a baja temperatura. Si tu secadora tiene una rejilla, saca el juguete de la funda y colócalo en la rejilla para que se seque sin girar.
  4. Para un enfoque más suave, usa un secador de pelo a baja temperatura y velocidad. Cuando el osito llegue a la etapa de poco húmedo, cambia a la configuración media del secador de pelo para esponjar el pelaje.

Ten en cuenta: nunca laves juguetes de peluche con paquetes de baterías incorporados, matracas u otras partes metálicas, ya que el agua puede dañarlos. Asegúrate de que todas las decoraciones y botones están bien sujetos, y que se reparen las rasgaduras y los agujeros.

Cómo limpiar juguetes de peluche que no se pueden lavar

Algunos juguetes solo pueden resistir el lavado de mano. Antes de tirar un juguete en la lavadora, verifica la solidez del color de todas las telas y adornos del juguete con una gota de agua. Si al secar la gota con una toalla de papel el color se desvanece, no la laves a máquina. Limpia las manchas en su lugar.

También querrás lavar a mano los juguetes de peluche delicados que solamente permiten la limpieza de la superficie. Aquí se explica cómo lavar a mano y limpiar las manchas de los juguetes de peluche:

  1. Sumerge un paño en una solución jabonosa tibia y repasa todo el juguete.
  2. Enjuaga con un paño que hayas mojado en agua limpia y bien escurrido.
  3. Deja que el juguete se seque al aire o usa un secador de pelo para acelerar el secado y esponjar el pelaje.
  4. Finalmente, para eliminar las bacterias, los ácaros del polvo y otros alérgenos de los juguetes de peluche sin lavarlos, pásalos lentamente con un vaporizador de ropa y luego aspira el juguete a fondo con el accesorio para tapicería de la aspiradora.

Cómo limpiar los juguetes electrónicos

Al igual que el control remoto de tu televisor, en los juguetes electrónicos únicamente puede limpiarse la superficie.

Así es cómo se limpian:

  1. Comienza apagando y desconectando el juguete o retirando las pilas, pero vuelve a colocar la tapa del compartimento de las pilas antes de limpiarlo.
  2. Con un paño limpio humedecido en agua jabonosa tibia y bien escurrido, limpia el juguete para eliminar la suciedad y la mugre.
  3. Haza una pasada adicional sobre los puntos pegajosos, alrededor de los botones y en las grietas, teniendo cuidado de no dejar que ningún líquido se filtre en los componentes eléctricos.
  4. Enjuaga con un paño limpio y húmedo, escúrrelo bien y deja secar al aire.
  5. Para matar bacterias y virus en la superficie, usa una toallita desinfectante, una toallita con alcohol o sumerge un paño limpio en una mezcla de cuatro cucharaditas de lejía en un litro de agua. Escurre bien el paño y limpia el juguete.
  6. Asegúrate de que la superficie permanece húmeda durante cinco minutos o el tiempo requerido en la etiqueta de la toallita y déjala secar al aire. Si es probable que este juguete termine en la boca de tu hijo, enjuágalo bien con un paño limpio y húmedo y déjalo secar al aire nuevamente.